Impunidad: ¿Qué clase de guerra hay en Colombia?


Estimados lectores de CANAL CULTUR@, este post es escrito por La puerta entornada, una amiga bloguera que nos estará acompañando en CANAL CULTUR@ con publicaciones sobre sus viajes, relatos y anécdotas.  A esta agradable “marciana” en el extranjero le damos una calurosa bienvenida. No siendo más, están invitados a abrir las puertas:

Tuve la oportunidad de ver este documental en Londres, durante el 15o Festival de Cine de Human Rights Watch hace algo más de un año. Alguien con quien yo compartía cama en aquella época iba a acompañarme, pero nuestra relación andaba en crisis por aquel entonces, que era el entonces del principio, y en el último momento se echó atrás. Yo sabía que no aparecería. Esta temática le interesaba cero y la riña era la excusa perfecta para no venir. Le regalé su entrada a una desconocida, mi venganza ridícula y personal ante sus miedos de que le dejara por una mujer, y pasé a la sala. Los asientos no estaban numerados, con lo que de todas formas no hubiera tenido una butaca vacía a mi lado; aunque me hubiera gustado, para qué engañarnos. Lo de compartir el reposabrazos no se me da muy bien.

Se apagaron las luces y en la pantalla apareció la violencia de las palabras que se ahogan en lágrimas al recordar una historia macabra. Impunidad nos muestIMPUNIDAD declaracionra la farsa del proceso de paz iniciado en Colombia en el 2005 tras la promulgación de la Ley de Justicia y Paz, irónicamente promovida durante el gobierno de Uribe para lavarse la cara frente a la comunidad internacional. Esta ley permite que los miembros de grupos armados ilegales que previamente se habían acogido al proceso de desmovilización (entrega de armas para su reinserción en la sociedad), sean juzgados y condenados.

La London School of Economics (LSE) tuvo la desvergüenza de invitar al ex presidente colombiano en el 2011 para hablar de “los tres pilares del reciente progreso en Colombia”, legitimando a un presidente con las manos manchadas de sangre en un país con una democracia de papel, donde el mismo Uribe aplicó la “ley del terror” durante los años de su mandato. No es la primera vez que LSE legitima a un ponente de dudosa reputación (como ocurrió con el Ministro suplente de Asuntos Exteriores de Israel, que fue invitado para hablar de la situación en Oriente Medio).

s1

Uribe asegura en esta ponencia que el éxito de su presidencia se basa en la seguridad, la cohesión social y la confianza en los inversores. Yo no sabía si reírme o llorar mientras escuchaba su voz grabada. El documental os ayudará a entender mi indignación. ¿Seguridad para quién? Os preguntareis después de verlo. No para los sindicalistas. Ni para la población indígena. Ni para periodistas. Y mucho menos para jueces y abogados. Miles de ellos asesinados no sólo por los paramilitares sino también por las fuerzas del estado. ¿Cohesión social? No para millones de campesinos desplazados de sus tierras por la fuerza. ¿Confianza en los inversores? Por supuesto. Confianza en todas las multinacionales carentes de código ético cuyos intereses económicos cuentan con la complicidad del estado para desplazar sin pudor a campesinos de sus tierras y robarles los recursos naturales que en ellas se encuentran. Confianza en los narcotraficantes que tienen aterrorizada a la población.

Al final de la proyección hubo una sesión de preguntas y respuestas con los directores del documental. La sala estaba llena de colombianos que, en general, no preguntaban sino que atacaban a los directores (que habían filmado este documenjj-580x333tal bajo amenazas de muerte) por todo lo que Impunidad no había mostrado, en concreto cómo las grandes corporaciones están metidas hasta el cuello en el conflicto armado. Lo allí proyectado se quedaba corto y no hacía justicia a la situación en Colombia, les reprochaban. Había rabia en sus palabras. Y agresividad. Muchos incluso lloraron durante su intervención. No me extrañaría que la mayoría estuviera en Londres a causa del conflicto, como emigrantes económicos, refugiados o incluso demandantes de asilo.

El conflicto de Colombia es muy complejo por lo que abarcar todos sus elementos en un documental sería muy ambicioso. La cadena Al Jazeera mostró parte de este documental (a simple vista parece que le falta una media hora) en su programa Witness,que ahora se puede ver en su página web (en español subtitulado en inglés). No dejéis de verlo (haced click en la foto de abajo) si os interesa el tema y de contarme qué os pareció. Yo me alegré finalmente de haber ido sola a la proyección, porque este documental me dejó emocionalmente noqueada.
image

PD. Parece ser que ya no se puede ver este documental en la página de Al-Jazeera así que he enlazado la imagen a Youtube, donde se puede ver enterito. Dicen que no hay mal que por bien no venga…

Fuente: La puerta entornada

Comparte este post y síguenos en Twitter@CANALCULTUR

Un comentario

Puedes opinar aquí:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s