¿Cuál es el origen de la expresión “Brillar por su ausencia”?


En el pueblo romano era tradición que cuando acontecía una muerte se exhibieran ante la urna funeraria los retratos de todos los antepasados del fallecido. Se realizaba unas efigies a partir de unas mascarillas de cera de los parientes difuntos para honrarles.

Según relata el historiador latino Tácito en su libro III “Anales” sobre la muerte de Junia -viuda de Casio y hermana de Bruto (asesinos de Julio César)- todo el mundo reparó en la falta de la imagen de los dos criminales, brillaban (llamaba la atención) su ausencia.

Tácito Annales III, 76

(…) viginti clarissimarum familiarum imagines antelatae sunt, Manlii, Quinctii aliaque eiusdem nobilitatis nomina. sedpraefulgebant Cassius atque Brutus eo ipso quod effigies eorum non visebantur.(…)

Fue más tarde, durante el siglo XVIII, cuando el poeta francés André de Chenier puso de moda la expresión brillar por su ausencia, utilizada actualmente con el propósito de señalar, a veces con cierto retintín e ironía, que alguien no está en el lugar donde debiera.

Síguenos en Twitter@CANALCULTUR

Post original en: http://blogs.20minutos.es/ – Ya está el listo que todo lo sabe.

Anuncios

Puedes opinar aquí:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s