José Saramago – “La alternativa al neoliberalismo se llama conciencia” [Cátedra de un maestro]


José Saramago – La alternativa al neoliberalismo se llama conciencia

Excelente análisis del Nobel portugués José Saramago sobre el neoliberalismo: la conciencia como alternativa de la humanidad para ser crítica ante las injusticias, el abuso y monopolio de los ricos.

Frases de Saramago

Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay.

La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva.

No es amigo quien ríe mi risa, sino quien llora mis lágrimas.

Yo no sé desde dónde, hacia dónde, ni cuándo regresarás… sé sólo que te estaré esperando

El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber.

El dolor físico lastima. El espiritual, desgarra.

No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar.

¿qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?.

Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal.

Una mosca exaspera a un gran hombre.

También a un gran hombre lo puede exasperar una miserable mosca.

Quizás te diga un día que dejé de quererte, aunque siga queriéndote más allá de la muerte; y acaso no comprendas en esa despedida, que, aunque el amor nos une, nos separa la vida.

El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor en cambio, es un eterno insatisfecho.

La amistad es como la música; dos cuerdas del mismo tono vibrarán ambas, aunque sólo se toque una.

Y para los amantes su amor desesperado podrá ser un delito… pero nunca un pecado

Estoy contento de sentir, aunque suelo estar triste por sentir.

Leyendo un libro, un día, de repente, hallé un ejemplo de melancolía: Un hombre que callaba y sonreía, muriéndose de sed junto a una fuente.

El amor… esa estrella de una sombra infinita aunque muera cien veces… cien veces resucita

Yo te amaré en silencio… como algo inaccesible, como un sueño que nunca lograré realizar y el lejano perfume de mi amor imposible rozará tus cabellos… y jamás lo sabrás.

Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones.

About these ads

Puedes opinar aquí:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s